Vajillas de estilo nórdico y artesanal

Vajillas de estilo nórdico y artesanal

Las vajillas de estilo nórdico y artesanal que empezaron a verse en nuestro país hace ya algún tiempo no dejan de sumar puntos. Es un hecho que están ganando en protagonismo como compañeras perfectas de aquellos que optan por una alimentación más sana, que se preocupan por adoptar hábitos responsables de consumo, que promueven activamente lo orgánico y lo reciclable.

Parece evidente que las formas sencillas, lisas, sin adornos superfluos, encajan a la perfección con una filosofía de vida en armonía con la naturaleza, con respeto por el medio ambiente y conciencia ecológica.

Lo slow, lo eco y lo healthy es bueno y …. es moda! 

La colección vajilla nórdica Barro de Bone and White tiene todos los ingredientes para formar parte de la “wishlist” de una nueva generación que se cuida y quiere cuidar su entorno… su mundo. El mundo de hoy y el de mañana.

vajilla nórdica bone and whiteBarro reúne los ingredientes necesarios, modelados artesanalmente, para triunfar entre los foodies del siglo XXI: el bol, la taza de té y un generoso plato llano para dibujar formas con zanahorias, blimis y chips de kale.

El bowl Barro es perfecto para servir hummus y guacamole o para desayunos con avena, muesli y espirulina.

Bowl vajilla estilo nórdico

La forma y diseño de su plato hondo es toda una declaración de intenciones. Lejos de estar previsto para dar cabida a un guiso pesado o a un primer plato lleno de excesos, sus líneas encajan a la perfección con ensaladas o cremas, coronadas estas con guirnaldas de semillas y cereales absolutamente Pinterest.

plato hondo original vajilla bone and white

Su versatilidad y sus formas lo hacen apto incluso para servir una hamburguesa, con sello de calidad y en pan artesano, por supuesto, incluso horneado en casa.

En 2020, las vajillas de estilo nórdico y artesanal se llevan la palma. Por eso en Bone and White hemos apostado por Barro. Una colección que recuerda el proceso manual y artesanal de la cerámica. Una vajilla que se compone de piezas únicas en color blanco roto y acabado mate, con un borde rugoso de terracota que le aporta personalidad y  carácter.

Fácil de combinar y fácil de guardar por su forma tan plana y lisa. O de “no guardar”…. porque la belleza de sus líneas invita a dejar una o dos piezas a la vista, con fruta, nueces, o simplemente tal cual.

mini bowls pequeños modernos y originales

Y tú? Apuestas también por las vajillas de estilo nórdico y artesanal?


Publicación más antigua Publicación más reciente