Salvamanteles, mantel completo o caminos de mesa

Salvamanteles, mantel completo o caminos de mesa

Salvamanteles, mantel completo o caminos de mesa, ¿Qué elegir?.  Sin duda los textiles tienen un importante papel que no debemos olvidar. De su elección depende sin duda la impresión que cause el conjunto a la hora de componer una mesa bonita para nuestros invitados o para nuestra familia.

Te dejamos unas pistas que te serán de utilidad a la hora de decantarse por una u otra opción:

1.-Salvamanteles.

Por su nombre podemos deducir que se colocan sobre el mantel para protegerlo, y es una opción perfecta para una mesa cuidada al máximo detalle. Pero cada vez es más común encontrarlos directamente sobre la mesa sustituyendo al propio mantel.

Resulta una opción estupenda cuando estamos ante una pieza bonita que no queremos tapar, ya sea de madera, tipo rústico, de hierro o de cristal…

La primera elección es la forma. Nos interesan los redondos o más bien cuadrados y rectangulares? Es evidente que la primera forma, la redonda, nos va a facilitar más la colocación de los puestos en una mesa ya que, dependiendo del tamaño de esta, nos pueden limitar si se acaban superponiendo unos con otros por no haber espacio suficiente.

En relación al material hay mucho donde elegir. Dependerá de la ocasión y el aire que queramos darle a la mesa. Los de fibras naturales son tendencia, no solo para exterior si no también para colocar en interior en comedores de ambiente joven y actual. 

Tienen la ventaja de que son más sufridos que un mantel convencional, y admiten más usos que un mantel convencional que seguramente precisará lavarse después de una comida o cena con varias personas en la mesa.

vajilla teak white pillivuyt

2.- Mantel completo.

El mantel completo es algo que se reserva más para las ocasiones especiales o fines de semana. Podemos encontrar manteles con motivos y estampados, en algodón o tejidos más todo terreno, a precios bastante económicos que nos permiten tener diferentes opciones para combinar con vajillas blancas. Vajillas como Teak White, una vajilla muy especial pero que se puede usar tanto para el día a día como para una celebración. 

Si te gusta lucir manteles de colores, o con motivos llamativos, contar con una vajilla blanca te dará muchísimo juego, y te va a permitir elegir casi cualquier modelo de mantel y dejarte llevar por las modas y nuevas tendencias. Ahora los cuadros pequeños, como el vichy negro, causan furor. 

Los manteles de lino o de hilo que siguen triunfando en las ocasiones más especiales, nunca pasan de moda y son todo un acierto cuando se quiere vestir una mesa de forma elegante.

vajilla teak pillivuyt

plato de pan natural brown

3.- Caminos de mesa.

Los caminos de mesa, o carriles, nos permiten vestir una mesa de una forma informal, y son menos aparatosos que los manteles completos. Su colocación es más fácil, son más manejables y nos dará menos pereza su lavado y plancha.

Permiten de nuevo ver la mesa si es bonita y queremos lucirla. Aunque de nuevo nos van a condicionar a la hora de colocar la vajilla. Lo habitual será que se use un camino de mesa para dos comensales. Aunque puede colocarse a lo largo de una mesa, en el centro para decorar y para que sobre él se coloquen las fuentes, los platos a compartir, y también de sostén a los velones y la decoración que se haya colocado en un caso determinado. 

Si lo llevamos al centro, y la mesa lo permite, pueden coexistir con los manteles individuales siempre que sean compatibles; de la misma colección o tonalidades.

Se puede imitar el efecto estético de los caminos de mesa colocando unas servilletas de tela abiertas bajo el plato cayendo hacia el comensal. La idea es muy resultona y original. 


Publicación más antigua Publicación más reciente