Ideas para una mesa de Navidad perfecta

Ideas para una mesa de Navidad perfecta

Una mesa navideña es una mesa muy especial. Una mesa que excepcionalmente permite arrebatarle el protagonismo a la comida y sobresalir en vistosidad y adornos que pueden ser esta vez sí, mucho más barrocos y recargados que en ninguna otra ocasión. 

Hay detalles que identifican una mesa navideña en muchos hogares y es la presencia de esa vajilla antigua, desfasada quizá pero que no importa, y que no se saca en ninguna otra ocasión sino en esa. Hablamos de vajillas que puedan convivir sin problema junto a otras piezas; copas y vasos de diseño, o cubiertos especiales… que las actualicen y las integren perfectamente para conseguir una bonita mesa dotada de personalidad propia.

En muchas casas no se dispone de esta vajilla icónica que ha ido pasando de padres a hijos o de abuelos a nietos. Es entonces importante contar con una buena vajilla,  una vajilla elegante. No es necesario que sea exclusiva para esa ocasión, puede ser utilizada para otras celebraciones, o para recibir amigos en casa. Por ese motivo es más fácil darle otros usos si no es una vajilla con motivos navideños, (Link interno al post vajillas con motivos navideños).

Una vajilla blanca es un buen punto de partida para componer una mesa de Navidad perfecta. A partir de ahí pensaremos en los tonos que vamos a utilizar para el resto de elementos de la mesa.

  • Vajilla Nova Costa Nova

Los rojos y verdes serán especialmente apropiados para Nochebuena y Navidad, mientras que los dorados, plata, blanco y negro son perfectos para Nochevieja y Año Nuevo.

1.- El mantel. El terciopelo rojo enriquece mucho una mesa en Navidad y aporta un ambiente cálido y de cierta solemnidad. Se puede comprar y confeccionar en casa un mantel de terciopelo, a la medida que nos interese, y tenerlo siempre reservado para ese día concreto del año. También se puede optar por una tela tapicera gruesa, de tonos ocres, que iría perfecta con esas vajillas de filo dorado, y como no, por el clásico mantel blanco de hilo que nos va a combinar con todo y es una opción fácil y elegante pese a parecer la más simple.

Si para el fin de año el blanco con el dorado o la plata es lo ideal….imagina una tela fina, como si fuera un tul, colocada sobre un sencillo mantel blanco cayendo solo un poco por los lados. Los destellos de las velas, el cristal de las copas de champán, y las luces de las bengalas, harán el resto para convertir en especial esa última cena del año.

2.- Servilletas y otros detalles. Sobre los platos una servilleta atada con un cordel y una ramita de pino, o una cinta dorada o roja es un detalle que funciona muy bien. También se pueden presentar, atados sobre el plato, los propios cubiertos.

Una idea original es personalizar las servilletas, con los nombres de cada comensal pintados. Al mismo tiempo, este detalle sirve para relacionar a cada persona con el lugar donde se va a sentar, cosa que puede ser de ayuda en según que situaciones. Los servilleteros de fantasía, de renos, estrellas, abetos; en dorado, plata o madera contribuyen a caracterizar la mesa con pequeños símbolos navideños

3.- El menú. Otra idea es colocar un menú impreso sobre papel, sobrio y pequeño y con alguna ilustración sencilla; quedará genial si tenemos invitados y queremos cuidar al máximo todos los detalles.

Vajilla Marble Bone and White

4.- Bajo platos. Si no son muchos los asistentes, o bien tenemos espacio, van a enriquecer la mesa y darle un aire más vestido. Pueden ser de porcelana o de otros materiales más sencillos pero no menos vistosos. Pueden ser todos iguales o podemos combinar dos tonos.

5.- Los cubiertos. Tienen un gran protagonismo. Unos cubiertos dorados como el modelo Cutipol Goa Gold es perfecto para Nochevieja. El mismo modelo en otros acabados, negro o verde Celadon será todo un acierto para la cena de Nochebuena o la comida de Navidad. También nos encanta el modelo Manueline Matte. Todos ellos en Bone and White.

6.- El centro de la mesa. Además del clásico centro con piñas, ramas de pino, y velas que podemos componer nosotros mismos,  hay otras ideas con las que podemos conseguir un efecto más original. Las coronas para adornar las puertas colocadas sobre la mesa abrazando un conjunto de velas de diferentes tamaños son una opción muy sencilla y diferente, ya sea dorada o verde y con ramas entrelazadas.

7- Vasos y copas. Las copas de vino han de ser transparentes, para ver el color del vino y de buena calidad, con el tallo fino y apropiadas para la ocasión. Los vasos de colores son un recurso muy efectista. Los colores verde, rojo o el ámbar pueden dar mucho juego. Ante la duda, mejor transparentes pero con textura. 

Vajilla Marble Bone and White

8.- Los candelabros son un clásico y aportan intimidad y calidez a la mesa. Si tenemos un centro podemos situar una a cada lado, o sin son importantes pueden sustituirlo. Podemos usar aquellos más valiosos de herencia familiar, u otros más sencillos adquiridos en tiendas de vajillas y decoración. Sean cuales sean los elementos con los que vayamos a vestir la mesa no será tan determinante su categoría o pedigrí, como el buen gusto para conseguir un conjunto armonioso que maraville a los asistentes. 


Publicación más antigua Publicación más reciente