5 trucos para ordenar tu vajilla en casa

5 trucos para ordenar tu vajilla en casa

Hoy venimos con 5 trucos para ordenar tu vajilla en casa. Seguro que tienes vajillas rotas, incompletas, vajillas nuevas que conviven con vajillas más viejas y estropeadas… Seguro también que de vez en cuando haces orden y revisión de ropa, la clasificas, la colocas según su uso, descartas lo que ya no sirve o das una nueva vida a aquello que habías descartado. 

No crees que puede ser buen momento de ordenar la vajilla en tu casa?

Vamos con 5 trucos que te van a ser de gran utilidad en la batalla:

1.- La vajilla de diario. Abre tu armario o cajón y revisa tu vajilla de diario. Separa los platos desconchados, los que están desparejados y deja únicamente aquellos que estén en buen uso y sean de la misma clase. 

Ahí la tienes! Es tu vajilla de diario y por eso es importante que la veas bien y la disfrutes en su mejor versión. Si vas a montar la casa próximamente no compres una vajilla porque es muy barata, o porque con esos cupones te sale genial. Piensa que te vas a “casar con ella” y si no te convence a la larga la vas a odiar. Nos encanta Marble para vajilla diaria, neutra, moderna, va con todo… y es de gran calidad. Blue Edge es también una opción perfecta.

2.- Los platos de apoyo. Reúne todos los platos que has descartado por algún motivo y almacénalos juntos en la misma zona, balda, o cajón. Utilízalos como “vajilla de apoyo” es decir… ese plato que usas sólo para batir un huevo, para empanar un filete, o para guardar el pescado con un film en la nevera. Eso protegerá los platos que van a la mesa y los conservará más tiempo en mejor estado. 

3.- La vajilla para invitados. Si no lo has hecho ya, valora darte el capricho de hacerte con una vajilla especial para cuando viene gente a casa. No es necesario que inviertas mucho dinero, ni que te hagas con una vajilla completa como la de la abuela.

Puedes optar vajillas de doce servicios para cuatro comensales, o sumarle algún plato extra por si algún día la reunión es de seis.

Piensa cuál suele ser el número de comensales más habitual y ajusta tu compra a tus necesidades. Guárdala separada de la vajilla diaria. Si tienes un lugar en el comedor donde sentarás a tus invitados es lo perfecto ya que la tendrás a mano al montar la mesa. Si la puedes tener a la vista, mucho mejor! La disfrutarás todos los días.

4.- La vajilla buena. No hay motivo para tener en casa una vajilla que no sea buena, es más, debería ser una máxima. Ya sabes que lo barato sale caro y que lo bueno a la larga es lo que renta más. Pero es cierto que esa expresión de “la vajilla buena” la usamos para referirnos a la de la boda, la de la herencia, o esa tan especial que vas a usar una o dos veces al año… 

Tiene sentido tenerla ocupando sitio en los armarios más estratégicos de tu casa? Definitivamente no. 

Salvo que tengas una alacena en donde quieras exponerla sí o sí, lo lógico es aprovechar esos departamentos de difícil acceso que siempre tenemos en casa. El armario que está encima del frigorífico, o que queda tapado por algún obstáculo.

5.- La vajilla fusión. No hablamos de una vajilla de origen asiático con influencia peruana. Eso lo dejamos para el menú. La vajilla fusión es un invento muy práctico y te va a gustar.

Si te gusta cambiar de abrigo, de zapatos, de bolso, no es nada extraño que te reporte cierta satisfacción cambiar de vajilla la próxima vez que organices cena en casa. 

Te damos la clave para crear tu vajilla fusión:

Hazte con un par de servicios de una vajilla que te guste y sea versátil, que creas que combine con “la vajilla buena” o “la vajilla para invitados” y si es con las dos mucho mejor. Luego combina! Mezcla una con la otra, colócala en puestos alternos, o haz un guiño colocando algún llano, o postre, diferente a los demás, siempre con un sentido, o siguiendo una serie. 

La vajilla fusión son esas piezas comodín que te van a servir para multiplicar tus opciones a la hora de poner una mesa con estilo. No la mezcles con la de diario, ni con la vajilla buena. Puedes tenerla en el mismo armario que la vajilla para invitados … a fin de cuentas van a ser ellos quien disfruten de esa idea tan original que se te ha ocurrido…. Mezclando!!!  


Publicación más antigua